Ricardo Behrens

Competencia y ╚tica desde la experiencia Argentina

por Ricardo Behrens
(LPI - Proyecto LIRA - Argentina)

Es important╠simo la formaci█n y crecimiento de una Liga de Improvisaci█n con equipos competitivos. Este es el nuevo enfoque que necesita el Match en Argentina. Para esto es necesario tener en cuenta las dificultades ╚ticas que nos transmiten las Ligas profesionales que tienen gran experiencia en competencia de Match de acuerdo al reglamento. Si nos centramos en ╚stos aspectos (bĚsicos del juego) para iniciar nuestra actividad, evitaremos errores que se cometer╠an si los ignoramos. Coincidimos en un todo con lo expuesto por Jean-Marc Lavergne, que considera que en algunos casos es confusa la incorporaci█n de jugadorres a una improvisaci█n ya empezada y que es necesario para que el espectĚculo sea realmente interesante una comprensi█n y un  compromiso profundo con el esp╠ritu del juego y que ╚sta responsabilidad no se le asigne solo al írbitro.

La competencia bien entendida tiene un rol fundamental.

En una improvisaci█n comparada o en un grupo de improvisaci█n que realiza un espectĚculo en el cual conforma en escena ýun solo equipoţ, no encontramos ningÖn problema de competencia. No hay nadie que gane ni nadie que pierda, hay solo un grupo de personas realizando una exhibici█n de improvisaci█n.

Diferente es en un juego de Match clĚsico en el cual los dos equipos que confrontan quieren quedarse con cada punto y con el partido. Triste ser╠a participar de cualquier encuentro deportivo sin ╚ste afĚn. El Match nos dice (como dec╠a Robert Gravel): ýyo soy un jugador, y quiero ganarţ.

Si nadie quiere ganar y nadie quiere perder el propio planteo del juego carece de inter╚s, y no creo que haya discusi█n a esta altura sobre la base deportiva que sustenta un Match.

El punto es °C█mo se quiere ganar? °De cualquier manera? Ah╠ esta la clave. Robert Gravel comparaba al jugador de Match con un ajedrecista. El ajedrecista quiere ganar el partido, pero no quiere ganar robĚndole las piezas a su contrincante cuando ╚ste se distrae... Quiere ganar a trav╚s de una serie de movimientos brillantes e irreprochables que den a su adversario jaque y mate. Ah╠ estĚ el perfecto resumen del asunto.

El caso del ajedrez es un buen ejemplo, pero quizĚs sus reglas son bien claras y su interpretaci█n casi Önica, lo cual no sucede muchas veces con un hecho art╠stico. Pero si pensamos en la actitud del jugador, es un ejemplo excelente. A un ajedrecista jamĚs se le ocurrir╠a ganar de esa manera y se sentir╠a ofendido si se sugiere que gan█ ýhaciendo trampaţ. Ser╠a un golpe a su inteligencia. Deber╠a suceder lo mismo con un jugador de Match.

Ricardo Behrens
ę L.P.I.

- anterior - volver - siguiente -