Jean-Marc Lavergne

Las Reglas y la Őtica

Por Jean-Marc Lavergne
(Tomado de la Web de la LNI: www.lni.ca)

El reglamento que regula el desenvolvimiento de un partido de improvisaci█n permite un encuadre m╠nimo que tiende a evitar que el juego se hunda en un ýabismo profundoţ, pero no regula todo. El comportamiento de los jugadores debe sustentarse en una ╚tica comÖn.  

Las reglas a las cuales debe estar sujeto un Match de Impro deben evitar que el juego se hunda en ýabismos profundosţ, pero no deben regular absolutamente todo.

Debe haber una base ╚tica uniforme con respecto al comportamiento de los jugadores entre ellos.

Ciertas penalidades son objetivas y tienen que ver con transgresiones t╚cnicas del reglamento: nÖmero de jugadores, procedimiento ilegal, accesorio ilegal, temas no respetado, y faltas en las categor╠as ýsin palabrasţ o ýsilenciosaţ, etc. Otras, por el contrario, se basan en una interpretaci█n subjetiva que debe quedar a juicio y discernimiento del Ěrbitro.

Aunque el Ěrbitro se de cuenta de abusos y bajezas que se cometan, no es bueno que se entrometa constantemente para aclarar la mala interpretaci█n que hacen los jugadores del esp╠ritu del juego. Őste juego tiene como sustento la libertad y la inteligencia; y, aunque la ley universal dice que la libertad de uno concluye donde empieza la del otro, muchas veces no es clara la linea que diferencia al juego de competencia sana y el juego vicioso. Ősta delgada linea divisoria la debe establecer el írbitro de acuerdo a su grado de tolerancia, pero los jugadores tienen una responsabilidad fundamental. Es habitual ver a jugadores desanimados luego de un partido en el cual han sufrido al ver su escritura cortada o porque se han visto obligados a una desviaci█n de la improvisaci█n debido a la llegada de otros jugadores. All╠ estĚ una de las claves: la intervenci█n de los jugadores que se incorporan a la improvisaci█n. QuizĚs muchos jugadores cuando comienzan una improvisaci█n rivalizan resueltamente y tratan de llevar la historia para que se desarrolle de acuerdo a su idea, ╚ste es un hecho sano, normal y que aporta al espectĚculo. Pero cuando la escena de repente vuelca su protagonismo hacia un jugador que arriba recientemente a la improvisaci█n, es dif╠cil de entender para un jugador que ha constru╠do la historia desde el principio y ya imagina un posible final...

La noci█n de ýescucha comprometidaţ no tiene que limitarse al Ěrea de juego, tiene que ser considerada primordial en el mismo banco fuera de la pista. Debe escucharse absolutamente todo, hasta el mismo momento de saltar a la pista puede suceder que la historia es llevada hacia otro lado. Mientras se dialoga en el banco para preparar las  posibles futuras situaciones se debe tambi╚n estar en situaci█n de escucha.

El arribo de nuevos jugadores a la improvisaci█n es uno de los aspectos mĚs delicados del juego y debe definirse y respetarse una Önica ╚tica ╚ntre los mismos jugadores. Änicamente entre ellos se puede trazar la linea que divide ýaporte al juegoţ y ýagresi█nţ. No se debe crear un dogma, pero s╠ debe haber en cada jugador un constante cuestionamiento positivo. No se le puede exigir al Ěrbitro que asuma el papel de ýPadre Castradorţ.

Jean-Marc Lavergne
ę Producciones Jan-Marc Lavergne y el Th╚ĺtre de la LNI inc.

- anterior - volver - siguiente -